¿Cómo recuperar los buenos hábitos?

¿Cómo volver al “redil” de los buenos hábitos una vez que has salido de él? ¿Cómo recuperar una determinada rutina de ejercicios, una dieta, un ritual mañanero…? ¿Cómo podemos evitar un largo periodo de inactividad o abandonar por completo las costumbres que tanto esfuerzo nos ha costado incorporar a nuestro día a día?

He aquí 3 pautas interesantes🔎

como recuperar los buenos hábitos

Esperar el momento de flaqueza

Lo primero es tener muy claro que el hecho de que hayamos tenido un parón no es necesariamente malo. Es más, nos ocurrirá muchas veces a lo largo de nuestra vida, por lo que lo más importante es ser consciente de ello e incluso darlo por hecho.

Debemos esperarnos que esto ocurra, saber que llegará el momento en que nos saltaremos una sesión o abandonaremos el hábito por un tiempo menor o mayor, Sea por causas internas o externas (circunstancias que la vida te impone), los momentos de flaqueza siempre llegan.

Mantener cualquier hábito es como aprender un idioma. No es un proceso lineal, tiene altos, bajos y mesetas. Pasarás a gramática más compleja y te sentirás perdido, luego remontarás y te sentirás un eufórico/a… Y esto es lo que ocurre con casi todo, por lo que ve con las expectativas correctas. Que no te pille por sorpresa.

como recuperar los buenos hábitos

Ten un plan de vuelta

Lo segundo es tener un plan para volver al camino de los hábitos correctos. Algunos métodos útiles:

  • Involucra a algún amigo o familiar en tu rutina, y haceros responsables mutuamente de mantenerla, incluso con penalización económica. Por ejemplo, comprométete con un amigo/a con el que entrenes a pagar 1€ si faltas a alguno de los entrenamientos. Parece ridículo, pero apuestas tan mínimas como estas nos empujan enormemente a cumplir con lo pactado. Piensa en alguna forma de tener un socio/a en tu rutina. O mejor, un socio/a monetario/a.
  • Practica el ejercicio de “empezar de nuevo”. El famoso autor y experto en neurociencias Sam Harris, tiene una app llamada “Waking up” (despertando), que te ayuda a frenar los pensamientos de tirar todo por tierra. Quizás la mitad de tu día ha sido horrible y quieres dar el resto por perdido porque piensas “total ya, qué más da”, o quizás te has comido 5 galletas y quieres comerte otras 10 porque crees que el daño ya está hecho. En este tipo de situaciones puedes simplemente decirte a ti mismo/a, “¿sabes qué? voy a empezar el día de nuevo, voy a empezar la semana de nuevo, en lugar de criticarme o fustigarme”. También puedes encontrar buenos consejos en sus libros:

Haz menos de lo que crees que puedes hacer

La última recomendación, sumamente importante a la hora de crear cualquier hábito o nuevo comportamiento, es hacer menos de lo que crees que puedes hacer. Si piensas que puedes practicar alguna nueva rutina durante 20 minutos al día, 5 días a la semana (o aunque no se trate de una nueva rutina), en lugar de ello practica 5 minutos al día, cada 2 días. Una vez alcanzado ese objetivo, puedes ir añadiendo más tiempo, más repeticiones… Pero empieza SENCILLO.

Este es el motivo por el que la gente abandona tan rápido. Demasiados cambios, nuevas rutinas demasiado exigentes… ya sea en relación al ejercicio, a la dieta, a la meditación. Haz menos de lo que crees que puedes hacer, y observarás la recompensa a largo plazo👀

Fotos: PEXELS.

Fuente:

¿Te ha gustado este contenido? Echa un vistazo a los mejores libros del autor😎👇

Deja un comentario