Psicología en la tercera edad

Al fomentar una atención más centrada en las personas los psicólogos están mejorando la vida de los residentes y cuidadores dentro de su entorno común.

La Ley de Reforma de Hogares de Ancianos de 1987 condujo a mejoras importantes en la calidad de la atención a largo plazo en los Estados Unidos al hacer énfasis en los derechos de los pacientes y al reforzar los estándares federales, las inspecciones y su aplicación. Ahora, las nuevas regulaciones emitidas por los Centros de Servicios de Medicare y Medicaid en 2017 van un paso más allá, ya que pretenden que el personal del centro conozca como personas a son los residentes, que les proporcionen un mayor apoyo en cuanto a sus preferencias y que los residentes cuenten con un mayor control y capacidad de elección.

psicologia y tercera edad

Las nuevas regulaciones también requieren una mayor atención a la salud mental y las necesidades de comportamiento de los residentes, entre otros cambios.

Los psicólogos están desempeñando un papel importante en la realización de estas reformas, tanto en la creación de nuevos modelos de atención que sean más útiles a los residentes y al personal, como en la implementación de estas ideas en la rutina diaria, afirma la geropsicóloga Kelly O’Shea Carney, PhD, coautora de Margaret P. Norris, PhD, de «Transformando la atención a largo plazo: roles ampliados para profesionales de la salud mental» (APA, 2017).

«Los profesionales de la salud mental están equipados de manera única para ayudar, apoyar y tal vez incluso liderar la evolución en la atención que se está llevando a cabo en todo el proceso de atención en residencias de ancianos», dice Carney, de Acts Retirement-Life Communities, una organización sin fines de lucro que atiende a 10,000 adultos mayores en 23 ubicaciones de nueve estados.

Carney ha desarrollado uno de los enfoques que está conduciendo a una mejor atención: el Método Eldercare, que fomenta el bienestar entre los residentes al enseñar al personal profesional interdisciplinario (administradores, asistentes, enfermeras, trabajadores sociales, etc.) a incorporar el conocimiento de los propios residentes en sus servicios. Por ejemplo, el personal podría descubrir que un residente disfruta comer helado antes de la cena, por lo que se asegurarán de proporcionárselo. O pueden descubrir que un residente creció en una granja de caballos, y entonces traerle un libro con ilustraciones de caballos. «Todo tiene que ver con cambiar los desencadenantes externos a un comportamiento desafiante y aumentar las posibilidades de un comportamiento más deseable con el objetivo final de mejorar la calidad de vida y el bienestar de cada residente», afirma Carney.

Los estudios muestran que el modelo mejora los resultados tanto para los residentes como para los cuidadores. Entre los residentes, se reducen las caídas, el consumo de medicamentos psicotrópicos y los comportamientos desafiantes. Para el personal, disminuyen las lesiones y la rotación.

Cada vez más, los psicólogos son esenciales para este tipo de programas centrados en la persona, así como para la evaluación de su efectividad y para el desarrollo de equipos interprofesionales que puedan implementarlos.

psicologia y tercera edad

Encontrar más alegría

Un programa similar destinado a promover los ideales de la atención en el hogar centrada en la persona es el método de Programación de Demencia Basado en Montessori, desarrollado por el geropsicólogo aplicado Cameron Camp, PhD. Aplica los principios del método de educación Montessori y la psicología del comportamiento para ayudar a las personas con la enfermedad de Alzheimer a conectarse con otros en su vida diaria y a encontrar alegría en la vida.

En los Centros de Vida Comunitaria de la Administración de Salud de Veteranos, o en hogares de ancianos, los psicólogos del personal se ocupan de implementar el STAR-VA, programa que utiliza enfoques conductuales interdisciplinarios para manejar los comportamientos relacionados con la demencia. Estos incluyen la identificación y resolución de problemas de comportamiento utilizando la metodología «ABC» (antecedentes, comportamientos y consecuencias); la construcción de eventos que los residentes encuentren placenteros, como ir en automóvil, escuchar música o debatir sobre hechos pasados; promover una comunicación efectiva entre el personal y los adultos mayores; y fomentar expectativas realistas de lo que los residentes son capaces de hacer. En un estudio que examinó la aceptación y la eficacia de este programa en 17 centros, la psicóloga de VA Michele J. Karel, PhD, y sus colegas encontraron que los veteranos en estos hogares de ancianos estaban significativamente menos deprimidos, ansiosos y agitados al final de un periodo de aplicación de seis meses, de lo que lo estaban al principio del mismo (The Gerontologist , Vol. 56, No. 1, 2016).

psicologia y tercera edad

Los psicólogos están poniendo en marcha estas ideas a nivel individual y a nivel de sistema en una gran variedad de entornos de atención a largo plazo, agrega el coautor de Carney, Norris, un profesional independiente y ex presidente de psicología en atención a largo plazo (PLTC), una organización nacional sin ánimo de lucro. Las intervenciones individuales con los residentes continúan siendo un enfoque poderoso para mejorar el bienestar tanto del residente como del personal, afirma. «Los residentes mejoran, sus compañeros de cuarto mejoran, los ayudantes que los cuidan mejoran y sus familias se relajan», dice Norris. «Llueve a gusto de todos».

Las intervenciones a nivel de sistema pueden proporcionar además resultados increíbles, agrega Carney. En ese sentido, los psicólogos forman al personal en principios de comportamiento y los alientan a tratar a los residentes como seres humanos en lugar de «la cadera en la habitación 303», y a fomentar la comunicación entre los miembros del equipo (administradores, trabajadores sociales, enfermeras, auxiliares, trabajadores de rehabilitación y recreación, personal de cocina y personal de limpieza).

Esta comunicación genera una atmósfera en la que los miembros del equipo se sienten libres de discutir qué funciona y qué no funciona. «El proceso del equipo interdisciplinario se convierte en un foro para el aprendizaje entre los miembros del personal, así como para la planificación de la atención», afirma Carney. «Las personas pertenecientes a todas estas disciplinas tratan con residentes con demencia y demás problemas psicológicos, por lo que todos pueden beneficiarse del aprendizaje».

psicologia y tercera edad

Barreras restantes

Sin embargo, a pesar de esos y otros beneficios, muchos psicólogos continúan enfrentando desafíos económicos en estos entornos. Las regulaciones de Medicare, por ejemplo, todavía no requieren que las instalaciones brinden servicios psicológicos como lo hacen los servicios de trabajadores sociales, terapeutas recreativos y terapeutas de rehabilitación, dice la consultora de cuidados a largo plazo Eleanor Feldman Barbera, PhD, autora de » The Savvy Resident’s Guide «(Psychology Insights Press, 2012), guía para residentes que comienzan su andadura en hogares de ancianos. Y aunque Medicare costea a los médicos por la capacitación del personal y las reuniones del plan de atención, no hace lo mismo con los psicólogos, por lo que a menudo trabajan como consultores en estos temas, afirma Barbera.

No obstante, los hogares de ancianos cada vez están más dispuestos a pagar tales honorarios de consultoría a los psicólogos, con lo que la paga de Medicare por servicios de terapia a largo plazo ha mejorado y se ha estabilizado en los últimos años, confirma Norris.

Esto se debe en gran parte a la defensa de APA y otras organizaciones, que ayudaron a reducir gradualmente todos los copagos de salud mental de la Parte B de Medicare del 50 por ciento en 2008 al 20 por ciento a partir de 2014, incluidos los que involucran atención a largo plazo.   

Además, un mayor número de jóvenes psicólogos está optando por la geropsicología gracias a la creación de oportunidades en los entornos de atención médica, afirma el presidente del PLTC, Craig H. Schweon, PhD. La capacitación en el área también está mejorando: una encuesta de 100 graduados de programas de formación doctoral y posdoctoral en geropsicología realizada por Karel y sus colegas del VA, descubrió que la mayoría de los graduados en estos programas afirmaron haber recibido una formación sólida para proporcionar servicios de geropsicología, aunque hubieran preferido recibir mayor formación y práctica en roles de supervisión (Capacitación y educación en psicología profesional , Vol. 10, No. 1, 2016).

psicologia y tercera edad

Aquellos que trabajan en estos entornos de salud y atención a largo plazo defienden que se trata de  una opción que los psicólogos deberían considerar más a menudo, ya que te ofrece una punto de vista cercano sobre la relación de los residentes con el personal, los compañeros de cuarto y los miembros de la familia. Las diferencias culturales también son parte de la mezcla. «Es increíblemente fascinante», dice Barbera.

Ella recuerda a una mujer que inicialmente se resistió a vivir en un hogar de ancianos pero que finalmente cedió en parte gracias a la ayuda de Barbera, quien procuró que su experiencia fuera más cercana a estar en casa. Barbera conectó a la mujer con otros residentes que estaban cosiendo una colcha para los refugiados haitianos, e hizo que la familia de la mujer trajera objetos de valor que estaban en su casa, incluido su piano electrónico.

«Ella lo tocaría, y el personal y los residentes se reunirían alrededor de su puerta para escuchar», comenta Barbera. «Y ella me dijo: «Sé que la gente dice cosas terribles sobre estos lugares, pero me estoy divirtiendo aquí».

Fuente:

Tori DeAngelis, Noviembre de 2018.

American Psychological Association.

https://www.apa.org/monitor/2018/11/cover-long-term-care

Deja un comentario